Archive for the ‘Introducción histórica’ Category

Historia de las Elecciones a la Vía Láctea

febrero 8, 2009

En el año 1966 el Profesor Anatoly Lipochesky, natural de Ullan Bestik, una pequeña villa en la parte central de Siberia, descubrió un planeta peculiar en los confines de nuestra Galaxia, en la Constelación La Ballena; tras meses de observación halló indicios de algún tipo de vida animada en esas latitudes. Las consiguientes investigaciones y pesquisas llevaron a nuestro científico a establecer contacto con tan extraños seres, los Meravienses. Según recogió en sus escritos el Profesor Anatoly, los Meravienses venían observando tiempo atrás nuestros extraños usos culturales, muchos de los cuales habían incorporado a su sociedad.

Esos primeros contactos fueron filtrados a los servicios de inteligencia soviéticos por un vecino de Anatoly que venía observando desde hacía tiempo su extraño comportamiento y, a resultas de ello, nuestro científico fue apresado por las autoridades soviéticas e internado en un campo de concentración.

El contacto de los Meravienses con el Planeta Tierra data de varios milenios atrás, en la época Maya, en la que se celebraron varios comicios a la Presidencia de la Vía Láctea. Los Mayas votaron en múltiples ocasiones, vemos aquí vestigios de la época en los que se puede observar como se escenificaban las elecciones.

Descubrimiento del Instituto Lunaticus

Descubrimiento del Instituto Lunaticus

Por aquel entonces las elecciones a la Vía Láctea se celebraban con carácter periódico cada cuarto de Siglo. En concreto, los Mayas ostentaron por dos mandatos consecutivos la presidencia Láctea fijando como capital la región de El Petén, en la actual Guatemala. La última conexión de los Meravienses con el pueblo maya se remonta al año terrícola 987 dc, cortando por completo la conexión a partir de entonces. Según les habían narrado los mayas en sus últimas conexiones serias enfermedades estaban azotando a su pueblo, el cual, sumido en frecuentes disputas entre clanes tribales, temía por su futuro más inmediato. Se daba así por finalizada una prolífica etapa de intensa colaboración entre ambas civilizaciones.

Tras la caída del muro de Berlín y la consiguiente disolución de la URRS, Anatoly fue puesto en libertad retomando así los contactos con los Meravienses. Anatoly tenía la llave de uno de los enigmas que habían dominado nuestra existencia desde tiempos inmemoriales, “no estamos solos”.

Desde su recobrada libertad siguió buscando sin descanso la forma de contactar de nuevo con los Meravienses. Pasaron años hasta que por fin, en agosto de 2008, consiguiera reestablecer de nuevo el contacto. A pesar de la alegría fruto del reencuentro, los años habían hecho mella en nuestro querido Anatoly y su quebradiza salud se empezaba a resentir. Ello no fue obstáculo para que, movido por la ilusión de volver a albergar siglos después una presidencia láctea, Anatoly trabajara noche día para organizar las elecciones a la Vía Láctea del año 2009. El recuerdo de su pasado carcelario y el pavor que sentía por todo aquello relacionado con las instituciones públicas, le llevó a idear una forma alternativa para celebrar unas elecciones de la forma más democrática posible, a través de la democracia del SXXI, Internet y en concreto, las redes sociales. Todo ello añadido a los últimos escándalos electorales en muy diversos países, llevaron a Anatoly y los Meravienses a convocar las elecciones a través de un canal neutro, objetivo e imparcial: Facebook.

En la actualidad, ambos presidenciables pertenecen a las castas que tradicionalmente han gobernado la Vía Láctea, los pigards y los duckards. Las historia de estas castas viene de antaño y se perpetúa desde tiempo atrás.